Martin Bina, el checo que rompió la hegemonía

Foto: Velonews

20 de enero de 2013, la pequeña localidad holandesa de Hoogerheide amanece sobre un frió y copioso manto blanco de nieve. Es día de la Copa del Mundo de Ciclocross, la mayoría de ciclistas maldicen la preciosa estampa pero hay uno, un especialista checo en concreto, que sonríe. No es otro que Martin Bina, consolidado especialista checo con experiencia contrastada. Campeón del Mundo Junior y con más de 16 victorias UCI a sus espaldas ese día consiguió la más importante de todas.

Martin es un especialista a trompicones. Nos tiene acostumbrados a bloques de 3-4 años de competición con otros de 1-2 años sin competir. Su último bloque más fructífero fue el comprendido entre septiembre de 2012 hasta febrero de 2015. 

En ese periodo, el ciclista natural de Pelhrimov, acumuló 10 victorias UCI entre las que se incluye la Copa del Mundo de Hoohergeide y la prueba Cauberg Cyclo-Cross de categoría C1. Esas victorias pusieron al checo en el punto de mira del olimpo de equipos belgas. El Corendon – Kwadro (Estructura que nada tiene que ver con el actual Corendon – Circus) se hizo con los servicios de Martin con un contrato de 2 años. Le permitió correr con plenas garantías la temporada completa belga y aunque los resultados no fueron malos, la realidad es que su única victoria en su estancia en el equipo fue el nacional de 2014.

A finales de la temporada 2014-2015, coincidiendo con el fin del contrato con el Corendon – Kwadro, Bina decide tomarse un descanso. 

Actualmente, y después de un parón de dos temporadas, volvió a la competición aunque solo corriendo en la República Checa y sin ninguna pretensión deportiva más allá de disfrutar y hacerlo lo mejor posible. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *